Manipulación y embalajes: Lo que debes saber

La manipulación y embalajes son aspectos fundamentales para cualquier empresa que se dedique a la comercialización de productos, con independencia del tipo de producto que se vaya a enviar, ya que es muy importante de cara a conseguir la mayor satisfacción del cliente final, quién debe recibir siempre los productos en el mercado estado posible y en el menor tiempo de posible.

El embalaje hace referencia a todo aquello que hace referencia al ajuste de los productos, incluyendo toda su manipulación y protección. Teniendo en cuenta que el contenido de los paquetes es lo más importante, es fundamental llevar a cabo una protección adecuada de los paquetes, de manera que pueda llegar al consumidor en el perfecto estado, lo que además redunda en un menor número de devoluciones y reclamaciones, lo que a su vez reduce las pérdidas ocasionadas a la empresa.

Hay que tener en cuenta la normativa y la política establecida por los seguros de las empresas de transporte, debiendo ir siempre la mercancía embalada de una manera adecuada para que en caso de rotura o que se produzca algún tipo de golpe, el seguro sí cubra los daños que se han ocasionados.

Manipulación y embalajes: Funciones del embalaje

A la hora de hablar de manipulación y embalajes hay que ser consciente de las funciones que tienen estos últimos a la hora de llevar a cabo un transporte de un producto:

  • Mantenimiento y preservación de los productos mientras se lleva a cabo su traslado de un lugar a otro, desde el almacén hasta su llegada al cliente final.
  • El embalaje ofrece información acerca de las diferentes cualidades de la mercancía, así como sus destinatarios, de forma que se disminuyen las posibilidades de que pueda resultar dañada o que se pueda llegar a extraviar.
  • El embalaje ayuda a la hora de poder distribuir y transportar los diferentes materiales y paquetes de una empresa.
  • El uso de un embalaje apropiado ayuda a la hora de reforzar la imagen de marca de una empresa, sobre todo si se opta por envases y cajas diseñados de forma atractiva, de forma que puedas generar una buena reputación entre tus clientes.

Debes tener claro que el embalaje es muy diferente al envase. Mientras que el embalaje es el procedimiento para poder transportar los productos de una forma más segura, el envase es el recipiente en el que se coloca el producto en cuestión para protegerlo y mejorar su presentación, estando este último principalmente pensado para estrategias de marketing.

Tipos de embalajes

En función de cada empresa se puede optar por una correcta manipulación y embalajes apropiados a su actividad, debiendo diferenciar entre los diferentes tipos de embalaje, que se pueden clasificar en función de diferentes aspectos, que son los siguientes:

Estrategia

En función de las estrategias de las empresas podemos distinguir los siguientes tipos:

  • Iguales: Estos son aquellos que se utilizan para todos los productos que pertenecen a una misma línea, de manera que todos los clientes puedan identificar rápidamente a un producto puesto que inmediatamente asociarán ese tipo de embalaje a una empresa en particular.
  • Reutilizables: Son aquellos embalajes que están pensados para que una vez que el usuario acabe con el producto que va en su interior pueda utilizar el envase o caja para otros fines.
  • Múltiples: Son aquellos que se ofrecen en varias unidades que son idénticas y que están disponibles a un coste inferior de que se comprar por separado.

Mercancía que se transporta

En función de la mercancía transportada existen tres categorías diferentes en lo que se refiere a la estructura del embalaje, debiendo distinguir entre:

  • Primario: Es el que va en contacto de una forma directa con el artículo.
  • Secundario: Este tipo de embalajes son los que a su vez contienen uno o varios paquetes primarios.
  • Terciario: En este caso se encarga de unificar los anteriores en un contenedor para que estén protegidos a la hora de distribuirlos y transportarlos.

Material

En función del tipo del artículo del que se trate será necesario hacer uso de un material determinado de embalaje, pudiendo encontrar principalmente los siguientes:

  • El embalaje de papel se emplea principalmente para recubrir envoltorios, que estos pueden ser tanto cajas fabricadas en cartón como tarros bolsas u otros, estando enfocados principalmente a conseguir que se proteja al artículo de una manera eficaz frente a elementos externos como la luz, el polvo o la humedad, entre otros. Se trata de un componente que es totalmente natural y que tiene un alto grado de adaptabilidad a los productos.
  • El embalaje de plástico, por su parte, ofrece una gran protección frente a posibles daños en el producto mientras se realiza su trayecto, razón la por la cual es muy utilizado en la manipulación y embalajes, al mismo tiempo que se reducen los gastos del envío gracias a que es un material ligero y con posibilidad de ser reutilizado.
  • El embalaje de madera es la mejor opción para todos aquellos productos que requieren de protección especial, ya sea porque son frágiles o bien porque son pesados.

Asimismo, en función de la función que un embalaje pueda desempeñar se pueden encontrar numerosos embalajes diferentes, como son: contenedores, palets, sacos, bolsas grandes, espuma de polietileno, bolsas inflables, plástico de burbujas, espuma moldeable, bolsas inflables, espuma moldeada, siluetas angulares, cajas modulares o cartón corrugado.

Es importante que tengas en cuenta que muchas ocasiones no se opta por embalajes apropiados, lo que hace que esto sea un claro riesgo para la mercancía, que puede dañarse durante el transporte, lo que puede derivar en quejas y reclamaciones por parte de clientes, lo que hará que se gaste mucho más dinero en devoluciones y otros asuntos de lo que realmente se emplearía realizando con una manipulación y embalajes adecuados.

Una falta de previsión es un gran problema para muchas empresas, que no adoptan las medidas oportunas en lo relativo al embalaje para el transporte, lo que hace que posteriormente pueda haber algunos problemas a la hora de hacer llegar los envíos en perfectas condiciones a todos sus clientes.

Contactar con 12ipv Logistics Sl

Solicita información sobre nuestros servicios de logistica en Barcelona y te daremos una oferta personalizada.

Razón social: C. Arquímedes, 8 08907 L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).
CIF/NIF: B64617947

Teléfono de contacto: 931123555
Email: info@12ipv.es
Web: 12ipv.es