Manipulación pedidos BarcelonaManipulación pedidos: La clave en cualquier almacén

La manipulación pedidos es un apartado fundamental en cualquier almacén, siendo clave para el transporte y la logística de los pedidos. De hecho, diferentes estudios llevados a cabo por especialistas aseguran que en torno al 65% de los gastos totales del almacén están directamente relacionados con la preparación de los pedidos.

Por esta razón las empresas que se encargan de la preparación de pedidos, que son la gran mayoría de tiendas, tanto físicas como online, deben tener en cuenta una serie de aspectos que son clave para poder optimizar su funcionamiento y así mejorar sus resultados al mismo tiempo que logran ahorrar en gastos.

La manipulación pedidos es una necesidad que ha ido creciendo con el paso de los años y es cada vez más importante dada la gran cantidad de referencias que están presentes en los catálogos de la gran mayoría de las empresas, así como por la reducción de stocks y el transporte de envíos más pequeños, en gran parte todos estos cambios motivados por el auge que se está viviendo en el mundo del comercio electrónico.

Consideraciones sobre la manipulación pedidos

La mejor forma para poder responder de una manera efectiva frente a los pedidos de los clientes es conocer las necesidades de cada negocio y la manera en la que se va a responder a las mismas a través del diseño del almacén.

En este sentido es muy importante que se trate de aprovechar al máximo el espacio que se encuentre disponible dentro del almacén, tratando de reducir la inversión del suelo que sea posible y buscando que haya espacio suficiente para que tanto las personas como la maquinaria necesaria pueda moverse con facilidad por los pasillos.

Una correcta organización del almacén juega un papel clave de cara a conseguir una manipulación pedidos efectiva y apropiada. En este sentido también es importante tener en consideración los diferentes tipos de estantería que existen, cuya elección dependerá de diferentes factores, en especial por las dimensiones del propio almacén y el número de referencias que se manejen. Asimismo hay que tener en cuenta las unidades de almacenamiento (cajas, palés o unidades sueltas), la unidad de picking y el número de líneas y pedidos que se tengan. De esta forma hay diferentes variables que hay que tener presentes de cara a una correcta elección de la forma de organización.

En cualquier almacén se debe apostar por tratar de racionalizar el espacio que tengan que recorrer los empleados mientras están llevado a cabo sus trabajaos de manipulación pedidos, buscando optimizar las rutas que deban recorrer los empleados del almacén para ir accediendo a los diferentes productos que pueden conformar un pedido, algo que es clave para ahorrar en tiempo y hacer que todo el proceso goce de una mayor productividad, lo cual es fundamental para el buen hacer de toda empresa.

Lo más aconsejable en este sentido es que el personal del almacén empiece por el lugar que esté más cerca a la situación de partida de los operarios, evitando que tengan que dar marcha atrás y que siempre se acabe por la zona más cercana a la zona de salida de la mercancía. Es decir, se deben crear rutas para la recogida de los productos que integran un pedido de manera que el operario no tenga que volver a atrás en ningún momento, si no que pueda seguir un camino previamente establecido y seguido con el que poder avanzar recogiendo todos los artículos que lo integren.

Por este motivo es tan importante que haya una correcta organización del almacén, siendo muy aconsejable que todo el proceso se encuentre controlado con equipos informáticos que permitan la creación de rutas en cuestión de segundos, lo que permitirá poder acceder a todas las ubicaciones de los productos de una forma mucho más rápido.

No obstante, para que realmente sea efectivo este método será clave que previamente se haya realizado una buena clasificación de los productos y que cada uno de ellos se encuentre en el lugar que se ha fijado especialmente para ello. La organización de los diferentes grupos de productos vendrá establecida en función de las preferencias de cada empresa, y que principalmente estarán basadas en el número de ventas de cada una de ellas y la demanda que tienen los productos.

Ahorro de costes

A la hora de llevar a cabo la manipulación pedidos existen diferentes aspectos en los que se pueden ahorrar costes, como son la ubicación de la mercancía en el almacén, la colocación de los sobrantes una vez que se ha llevado a cabo un pedido, el proceso de tramitación de un pedido, el trabajo de embalado o etiquetado, el pesaje, la medición, etcétera.

Para ser más eficiente en todos los procesos que forman parte de la preparación de un pedido hay que tratar de realizar una medición del tiempo que se emplea en cada uno de ellos, de manera que así se puedan conocer aquellos aspectos en los que se emplea más tiempo del que realmente debería ser necesario. En muchas ocasiones esta falta de optimización en el tiempo empleado no viene dado por errores que se estén cometiendo, si no porque existe una falta de recursos que no permiten una gran optimización.

Conociendo las necesidades y las formas en las que ahorrar tiempo, y por lo tanto dinero, en la manipulación pedidos, podrás ir tomando decisiones que ayuden a mejorar a tu empresa en esta área que es fundamental para que los clientes puedan recibir sus pedidos en el menor tiempo posible, sin errores y en las mejores condiciones. Todo ello deriva en una mayor satisfacción por parte de los usuarios.

Al margen de todo lo anterior, ten en cuenta que es muy importante que exista una máxima precisión en la preparación de pedidos, es decir, que los operarios del almacén reciban siempre una información precisa sobre los productos, de forma que no se cometan errores a la hora de elegir determinadas referencias y puedan conocer en todo momento la configuración de los diferentes palés, cajas, packs… para así no perder tiempo ni cometer errores en el proceso.

Contactar con 12ipv Logistics Sl

Solicita información sobre nuestros servicios de logistica en Barcelona y te daremos una oferta personalizada.

Razón social: C. Arquímedes, 8 08907 L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).
CIF/NIF: B64617947

Teléfono de contacto: 931123555
Email: info@12ipv.es
Web: 12ipv.es