Alquiler almacén: Consejos para su arrendamientoAlquiler almacén: Consejos para su arrendamiento

Cuando una empresa se decide a llevar a cabo el inicio de un negocio y requiere de la disposición de un nuevo espacio para almacenar sus productos o artículos es necesario llevar a cabo el alquiler almacén, para lo cual es necesario pactar las condiciones del contrato de arrendamiento del mismo de forma que puedas conseguir un acuerdo que sea beneficioso para ti y también para tu negocio.

En la Ley de Arrendamientos Urbanos vigente se establece, con respecto a los contratos de arrendamiento de un local u oficial, se establece que, al ser contratos que se utilizan de forma diferente al de una vivienda, están regidos principalmente por la voluntad de ambas partes, lo que hace que se puedan llegar a dar numerosos contratos diferentes.

Por este motivo, a lo largo de las próximas líneas te vamos a explicar una serie de consejos que debes seguir para poder llevar a cabo de una manera apropiada la negociación eficaz de un contrato de arrendamiento para tu almacén, lo cual es aplicable para cualquier otro local u oficina.

Búsqueda del almacén

En primer lugar, es muy importante que realices una búsqueda efectiva de un almacén que debes acudir a portales inmobiliarios para conocer los precios del mercado, de forma que puedas tener una clara orientación previa al alquiler almacén en lo que se refiere a los aspectos económicos del contrato, tales como el importe de la renta o los gastos repercutidos, entre otros.

En el caso de que tengas dudas siempre podrás buscar el asesoramiento profesional, para lo cual podrás solicitar los servicios de algún consultor inmobiliario que conozca el sector y que pueda ayudarte a conseguir un almacén con las mejores condiciones económicas y que responda a las necesidades del mercado.

Ten en cuenta, en el aspecto económico, que hay que tener en cuenta los gastos que son repercutidos en el alquiler almacén para el arrendatario, como es el caso de la vigilancia, la limpieza o el mantenimiento, entre otros, y que estarán establecidos en el contrato de arrendamiento. Es aconsejable que se establezca un límite máximo de gastos a la hora de establecer el contrato de arrendamiento para que este no sea una carga económica excesiva para quién hará uso del almacén.

Comprobar si el local permite llevar a cabo tu actividad

Otro de los aspectos claves para poder llevar a cabo el arrendamiento de un almacén es saber si ese local en particular se puede utilizar para la actividad que se quiere llevar a cabo y si dispone de licencia, Esto es fundamental a la hora de abrir un local comercial, ya que hay numerosas actividades que se pueden desarrollar en un local. Para conocer si un inmueble puede ser utilizado para la actividad deseada es importante llevar a cabo una serie de acciones:

  • Solicitar información al Ayuntamiento: Acudiendo al Ayuntamiento de su localidad podrás saber si puedes obtener licencia para poder desarrollar la actividad que realmente te interesa. De esta manera podrá saber si el inmueble que se desea arrendar es adecuado para la actividad que se va a desarrollar y si se puede obtener la licencia que corresponda.
  • Certificación de los estatutos de la comunidad: Es importante solicitar al Registro de la Propiedad que corresponda al local en el que se va a colocar el almacén una nota simple o certificación de los estatutos de la comunidad si la hubiese, de forma que se pueda saber si es apto para el desarrollo de la actividad.
  • Consultar a un técnico especialista: Es importante acudir a un técnico que pueda comprobar que el local cumple con todos los requisitos técnicos que se requieren para poder desarrollar la actividad deseada. Esto es fundamental en el alquiler almacén.

Verificar el propietario

Otro punto a tener en cuenta es la necesidad de asegurarse de que el propietario del inmueble es efectivamente quién dice serlo, además de revisar todas las características relativas al local. Si hay más de un propietario, todos ellos deben firmar el contrato correspondiente.

Negociación de la renta y duración del contrato

La renta es uno de los aspectos de nivel económico más relevantes en todo contrato para el alquiler almacén, debiendo tener en cuenta que es posible llevar a cabo la negociación de una renta fija junto a una renta variable según los beneficios que tenga el inquilino, aunque también es posible optar por lo que se llama renta escalonada, en las que el importe va variando según va avanzando la duración del contrato, por lo que el importe cambia de forma anual.

Es necesario en este sentido establecer la duración del contrato de alquiler almacén. Para ello el propietario y el inquilino deben encargarse de fijar la duración que ambos consideren conveniente. Por lo general se establece una duración que debe ser cumplida de forma obligatoria por el inquilino.

Valorar las obras

Otro de los aspectos importantes a la hora de llevar a cabo un contrato de arrendamiento de un local o almacén es todo aquello que tiene que ver con las obras, ya que es habitual que a la hora de alquiler almacén o un local cualquiera sea necesario llevar a cabo unas determinadas obras con las que se pueda adaptar el inmueble a la actividad que se va a llevar a cabo.

En el contrato debe quedar claramente indicado las obras que se van a realizar, para lo cual es necesario recurrir a un técnico que elabore un informe de las obras, haciendo que este informe sea adjuntado al contrato. En el caso de que se requiera de una modificación en la configuración del inmueble se tendrán que adjuntar también planos y fotos al contrato.

Garantías

Uno de los últimos puntos a tener en cuenta en los contratos de arrendamiento del local es que se suelen pactar dos tipos de garantías, la fianza legal (se encuentra establecida por la ley de Arrendamientos Urbanos) y la que pacta el inquilino y el propietario y que puede ser de diferentes tipos como un depósito de garantía, un aval bancario o una carta de patrocinio.

Contactar con 12ipv Logistics Sl

Solicita información sobre nuestros servicios de logistica en Barcelona y te daremos una oferta personalizada.

Razón social: C. Arquímedes, 8 08907 L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).
CIF/NIF: B64617947

Teléfono de contacto: 931123555
Email: info@12ipv.es
Web: 12ipv.es